13 junio, 2019 Isabel_MG

Foco: Primer paso, Soñar

Paseando por la Feria del Libro de Madrid este año he sentido algo diferente. En otras ediciones, al pasar cerca de las casetas mis ojos se paraban en los libros, leía títulos, veía portadas,… hasta encontrar el libro que me “atrapaba”.

Este año fundamentalmente he visto “autores”, he visto personas detrás de los libros, que con ilusión mostraban sus obras al público.

En ese marco, he tenido el privilegio de compartir mesa de coloquio con los autores de cuatro fantásticos libros de mi misma editorial, en las que reflexionamos y compartimos con el público la “historia de cómo surgió nuestro libro”.

Cada historia es diferente, cada relato único desde el momento, lugar y circunstancias en el que surge; sin embargo, en todas ellas unos elementos comunes:

  • El viaje interior previo, a tus conocimientos, a tus experiencias, a tu sentir más profundo para modelar y nutrir la historia.
  • Las horas de escritura, ubicadas con determinación en las agendas, en el día a día
  • El silencio, la paz, el fluir…., necesario para dejar salir cada una de las palabras, las que han de ser y sólo esas.
  • El vértigo, las dudas, el desasosiego cuando acabas el manuscrito, hasta que te dicen que puede ser un bonito libro, que puede interesar a otros, que merece la pena publicarlo.

Quizás por compartir todo ello, ese paseo por las casetas se tornó diferente. Tenía la necesidad de decirle a cada autor gracias por ser valiente, gracias por tomar la decisión y llevarla hasta el final, gracias por compartir tu opinión, tus reflexiones, tu historia, conmigo.

Esa sensación en medio de la feria del libro, me recordaba al sentimiento que me surge cuando voy a reuniones con personas empresarias o profesionales, en las que comparten sus historias, sus logros, sus vidas.

Son personas que tenían claro qué querían hacer y lo hicieron, que se formaron y trabajaron cada día para ser los mejores en lo que hacen, para crear oportunidades para otros, para generar riqueza, y además la comparten.

Admiro profundamente a las personas que tienen bien definido su FOCO-foco-foco y van cada día siguiéndolo, aprendiendo, adquiriendo nuevas capacidades para modelar su MATERIA según las necesidades, que van compartiendo generando CALOR a su paso y  AIRE con su actitud de cambio que desprende valentía y determinación.

Sí, en todas ellas veo personas METAGESTORAS, que tienen un PARA QUÉ bien definido para todo lo que hacen.

Esta semana he descubierto a un gran y nutrido grupo de personas metagestoras, espero que, con nuestro trabajo, con nuestras historias, con nuestros libros muchas otras personas se den cuenta que ellas también lo son.

Cuando estaba en la caseta firmado ejemplares del libro “Metagestión para hacer realidad tus sueños” algunas personas se pararon delante de mí, no me miraban, su mirada estaba puesta en la portada del libro, yo esperaba un rato y entonces le preguntaba ¿qué te atrae del libro? Y todas ellas me dijeron,  “…hacer realidad tus Sueños”, con esa mirada que mezcla el miedo y la ilusión, con esa voz que pide ayuda pero que expresa nítidamente lo que desean.

Sólo espero que esas personas que se llevaron el libro, porque sentían unas inmensas ganas de hacer realidad sus sueños, descubran que siendo metagestoras lo conseguirán, y sientan que el serlo sólo, depende de cada uno de nosotros. Vamos!!!

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Tagged: , , , ,

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información estadísticas de uso de nuestros visitantes, incluir contenido multimedia, así como mostrar publicidad comportamental. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra política de cookies.Si continua navegando, se entiende que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies