26 julio, 2018 Isabel_MG

Metagestión & Cerrado por vacaciones

“Cerrado por vacaciones”, reconozco que esta frase me encanta, siempre me ha hecho ilusión poder colgar un cartel con ella en mi trabajo,  pero resulta que  nunca he trabajado en empresas donde ese cartel pudiera lucirse en el pomo de una puerta.

Que sencillo, pensaba, si se pudieran parar todos los procesos, no llegara ningún pedido, los proyectos se bloquearan y todo el equipo se marchara, ¡Ala! Hasta la vuelta.

Felicidades a aquellos negocios o empresas en lo que ello es posible, quizás, no sé, tengan mucho más fácil esa tarea de “descansar en las vacaciones”.

Pero, ¿Qué ocurre en aquellas empresas que esto no es posible?, en aquellas en las que, aunque disminuya la actividad, siempre hay más tareas que hacer que personas disponibles. Y además, como suele ser habitual, justo cuando se va el especialista, es cuando surge el “gran problema” en esa materia.

Me preguntan,  ¿cómo puedes mantener los equipos eficientes, el clima de trabajo agradable y la energía a tope, tanto de los que se van como de los que se quedan, en vacaciones?

Pues sí, reconozco que estos son los momentos clave, los momentos en los que realmente se comprueba:

  • si el Foco-Foco-Foco se mantiene alto para poder ser visualizado por todos, allí donde estemos
  • si el Aire es capaz de promover esos cambios rápidos  para ajustar los procesos al cambiar las condiciones
  • si el Calor generado mantiene la energía suficiente entre las personas para mantener la elasticidad que la Materia de cada uno y del equipo necesita para la adaptación al momento.

Realmente es la prueba de fuego para comprobar si la Metagestión, si ese proceso de esferificación que llevas trabajando todo el año, permite a tu equipo seguir girando y avanzando hacia el objetivo, en cualquier circunstancia, ante cualquier adversidad.

Cuantos, ¡es que no me pueden dejar en paz ni en vacaciones!!! Provienen de personas que han sido incapaces de, como verdaderos maestros, facilitar al compañero su aprendizaje.

Cuantos, ¡desde que me he ido, el teléfono no para de sonar!!! Provienen de personas que no han permitido tomar decisiones a sus colaboradores, teniendo que ser todo sometido a su consideración.

Cuantos, ¡Aunque lo he dejado todo explicado en mil pósit, no estoy tranquilo de que lo vayan a hacer bien!!!Provienen de esas personas individualistas que no saben confiar en sus compañeros, que no han desarrollado el sentido de equipo en todo el año.

Cuantos, ¡Tendré que llamar, nadie me cuenta cómo va todo, seguro que pasa algo!!! Provienen de personas cuyo liderazgo lo han basado en el presencialismo y cuya comunicación se resume en  tengo que verlo para saberlo, tengo que saberlo para creerlo.

Cuantos “maletines o portátiles llenos de asuntos pendientes para las vacaciones” provienen de personas que no han sabido priorizar y decidir para la gestión de su tiempo  y  el de su equipo.

Cuando uno llega al gran momento esperado de las vacaciones, es cuando se recoge todo lo entrenado en el desarrollo de su liderazgo y la gestión de su equipo.  Porque todo buen líder es aquel que desaparece y “todo sigue funcionando”, porque todo buen equipo es aquel que “sabe mantener el ritmo de trabajo, asumir responsabilidades, tomar decisiones únicamente con la estela de luz de un potente FOCO”

Espero y deseo que la Metagestión te haya ido ayudando a desarrollar esa capacidad de liderazgo y ese equipo, para que estas sean tus auténticas “vacaciones de descanso”.

Así, cuando pienses en el trabajo, sentirás ese regocijo de saber que  “tienes el mejor equipo del mundo” que valoran tu descanso tanto como tu valoras “su saber hacer, su responsabilidad y su compromiso”; y sonreirás, y te dedicarás a pensar y hacer cosas que te hagan disfrutar, aprender, sonreír; para que a tu vuelta, tu mente y tu cuerpo estén cargados de energía y les puedas decir:

¡Felicidades por el buen trabajo realizado

Gracias por respetar mi tiempo de descanso 

 ¡¡¡Vamos a por nuevos RETOS!!!!

En ese momento verás sus sonrisas, ese regocijo que surge del trabajo bien hecho, de la satisfacción de  saber que has estado a la altura de lo que esperaban de ti, y sentirás como todos estos sentimientos de “tu gente” se van transformando en una energía tan poderosa, que te das cuenta que  ¡sois imparables!.

Por si este año te ha faltado un poco de entrenamiento, y te asaltan aún “pensamientos de control y ansiedad” en tus vacaciones,  te propongo que leas el libro “Metagestión, para hacer realidad tus sueños” para que vayas desarrollando ideas de cómo empezar a trabajar tu liderazgo a la vuelta, y así comenzar a preparar tus próximas vacaciones.

 

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Tagged: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información estadísticas de uso de nuestros visitantes, incluir contenido multimedia, así como mostrar publicidad comportamental. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra política de cookies.Si continua navegando, se entiende que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies