20 octubre, 2019 Isabel_MG

Metagestión & pieza Agilidad

¡Llámame rarita!, pero de siempre me ha gustado la física, supongo que su lógica racional para entender el entorno es lo que más me atrae.

Sin entrar mucho en materia, a todos nos suena la inercia.

WIKIPEDIA: En física, la inercia (del latín inertĭa) es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo relativo o movimiento relativo. Dicho de forma general, es la resistencia que opone la materia al modificar su estado de movimiento, incluyendo cambios en la velocidad o en la dirección del movimiento. Como consecuencia, un cuerpo conserva su estado de reposo relativo o movimiento rectilíneo uniforme relativo si no hay una fuerza que, actuando sobre él, logre cambiar su estado de movimiento.

Es decir que si queremos cambiar el estado de reposo o modificar la velocidad de nuestro movimiento es necesario encontrar una FUERZA que nos lo provoque.

En esta era del Cambio, donde se nos llena la boca de que tenemos que ser capaces de adaptarnos a las circunstancias, que ya no se trata de ser el “más grande, sino el más rápido”, que “o te mueves o pierdes oportunidades”, …yo me pregunto ¿cómo desarrollamos esas fuerzas que rompan nuestra “inercia”?

Hay que ir, hay que hacer, hay que cambiar, …pero ¿cómo se pasa del hay que, al VAMOS?

Tenemos que buscar, encontrar y potenciar esa “fuerza” impulsora si queremos ser ágiles, si queremos tener esa capacidad de aceleración, de cambio de dirección ante los estímulos o circunstancias externas.

Pieza AGILIDAD

Esta pieza puede ser todo lo difícil o compleja que tú quieras, pero mi experiencia me ha demostrado que lo sencillo y asequible es lo más efectivo, cada día.

Comparto contigo mi hábito para “romper mi inercia”, que aunque no te parezca de “gurú”, es bastante eficiente cuando la practicas.

El truco está en no actuar sobre lo que haces, sino sobre como piensas; la fuerza que buscamos ha de actuar sobre la inercia de tu mente, y como “rebote” impactará en tu comportamiento.

Para ello, identifica las PALABRAS que te vienen a la mente cuando te llega cualquier “idea de cambio”, elige las 4 más poderosas; ejemplo las mías:

  • Apego: dificultad de “soltar” de dejar “ir”
  • Seguridad: excusa para evadir el miedo
  • Pereza: pretexto por el que no encuentras compensación al esfuerzo
  • Duda: preguntas negativas que te llevan a la inacción

Busca e identifica otras 4 palabras por las que podrías sustituirlas, que te generan un sentimiento contrario; ejemplo las mías:

  • Regalo: facilidad para dar y recibir
  • Oportunidad: ilusión para afrontar lo desconocido
  • Diversión: estímulo que minimiza el esfuerzo cuando haces lo que te gusta
  • Afirmación: creencia poderosa que te enfoca

Así por ejemplo cuando alguien te ofrezca que uses una nueva tecnología, mucho más eficaz para tu trabajo, en lugar de pensar:

¡Sí claro!, con lo bien que me va a mí con mi programa de siempre (apego), que no me falla nunca (seguridad), y lo que tardaré en aprender el nuevo (pereza) y luego, además, para que no sea tan bueno (duda).

Construimos conscientemente esta otra frase:

Sí, claro,¡ muchísimas gracias! (regalo), conocer un programa nuevo con el que podré hacer más cosas (oportunidad), con lo que me gusta a mí un reto (diversión), ya me veo siendo “siendo una crack” tecnológica (afirmación).

Tu comportamiento después de la primera frase es bien distinto al que te pide el cuerpo después de escuchar la segunda ¿no crees?

Si tienes un equipo, el impacto de tus palabras también impactarán en las mentes de tus colaboradores, y por “ley de la física” notarás como se vence la inercia en ellos y surge el movimiento.

Cuando piensas diferente, haces diferente. Vamos!!!

Nos vemos próximamente con la pieza “RESPONSABILIDAD”, del coleccionable CALOR.

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Tagged: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación, obtener información estadísticas de uso de nuestros visitantes, incluir contenido multimedia, así como mostrar publicidad comportamental. Necesitamos su consentimiento para instalar nuestras cookies. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra política de cookies.Si continua navegando, se entiende que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies